top of page
  • Foto del escritorPaz Ulloa

Transformación Digital en medianas empresas: ¿Cómo comenzar?

Hace unos meses llegó el chat GPT a nuestras vidas y para muchos ha sido un antes y un después. Éste es un ejemplo cotidiano de Inteligencia Artificial, pero la AI se está aplicando en grandes organizaciones y algunas startups hace muchos años, y es así, porque la tecnología avanza a pasos agigantados hace décadas y las demandas del mercado son cada vez más exigentes, sobre todo hoy, que consumimos AI a diario. 


Ante esto, nacer o transformarse digitalmente, se ha convertido en un imperativo para la supervivencia y el éxito a largo plazo en cualquier mercado. Como Agile Coach, he tenido la oportunidad de ser testigo de la importancia y el impacto de una Transformación Digital y he captado (con sesgo personal) que son las empresas medianas, antiguas y/o tradicionales, las que se han ido quedando atrás. Las más grandes contrataron ya a consultoras top de Transformación Digital y están avanzando, y las más pequeñas y que están naciendo, lo hicieron conociendo al cliente y su demanda actual. En este contexto, el desafío que queda para éste tipo de medianas empresas, es evolucionar o morir.


El jamón del sándwich

Las medianas empresas a menudo se enfrentan al desafío de operar con recursos limitados mientras compiten con grandes corporaciones y startups ágiles, son “el jamón del sándwich”. La Transformación Digital ofrece una oportunidad para nivelar, al permitir que estas empresas mejoren su eficiencia operativa, aumenten su capacidad de respuesta al mercado y brinden experiencias excepcionales a sus clientes. Al adoptar tecnologías digitales, pueden optimizar sus procesos internos, mejorar la toma de decisiones basada en datos, desarrollar nuevas fuentes de ingresos y maximizar el valor entregado a sus clientes. Además, la Transformación Digital puede impulsar la innovación y la creatividad dentro de la empresa, músculo que existe en cada persona y que muchas veces está oculto tras bastante grasa, pero si se trabaja colectivamente, voilá! brillarás. Porque aunque suene cliché, una Transformación Digital, tiene más de cultural, que de digital.


Agilidad

De seguro has escuchado más de una vez, hablar sobre “Mesas de Transformación Digital”, “Centros de Excelencia en Transformación Digital o Ágil (COEs)”, “Áreas de Transformación”, etc. Lo importante más allá del nombre es evolucionar. Entonces, ¿cómo partir? Lo que nos encanta decir a todos los Agile Coach es “adoptando un mindset ágil”, personalmente ocupé esta frase por años, hasta que me di cuenta que era un concepto muy lejano, abstracto y que en algunos generaba cierta resistencia; así que antes de ingresar en ese mundo, hablo de “adoptar una mentalidad de atleta” y para ello, hay que darse el tiempo de entrenar, tener recursos y motivación para comer sano y eliminar la grasa, tener un coach y animarse competir aunque sepamos que perderemos las primeras carreras. Así tal cual, es una Transformación Digital, crucial para no quedarse en las graderías, crucial para el mercado actual. ¿Y esto por qué? Porque, coincidirán muchos colegas, el valor más preciado para iniciar una Transformación Digital, más allá de la tecnología, es que las personas tengan ganas para dedicarle tiempo a la Transformación y, que de entrada, muchos no entenderán qué es la agilidad, pero sí lo que es ser un atleta.


Aquí está mi primer tip para comenzar una Transformación: si eres parte de una organización tradicional, habla de atletismo, y cuando tengas algunos atletas amateurs, preséntales la agilidad (si es que quieres). Lo importante es trabajar el mindset individual (sobre todo en las resistencias de alto impacto) antes que el colectivo.


Y ahora ¿cómo comienzo?

Tras el tip, el primer consejo, es que aunque tengas los recursos, no contrates consultoras grandes, por el simple hecho de que están acostumbrados a trabajar con grandes corporaciones y sus skills van por allí; busca consultoras (o a un consultor) que tenga experiencia con empresas similares a la tuya, o si tienes el talento interno, mucho mejor… aunque dependiendo de la cultura de la empresa, a veces pasa que la voz externa tiene más potencia. Toma en cuenta este punto al momento de decidir con quién facilitar la Transformación. Aparte de ello, los siguientes pasos de seguro te resultarán familiares:

  1. Evalúa tu situación actual: Realiza un análisis exhaustivo de tu empresa para identificar áreas de oportunidad y posibles desafíos.

  2. Forma un equipo: Reúne a representantes clave de diferentes áreas de la organización que tengan “mentalidad de atletas” para liderar el proceso de Transformación. Potencia un mindset colectivo.

  3. Establece objetivos claros: Define qué esperas lograr con la Transformación Digital y cómo medirás el éxito.

  4. Desarrolla un plan de acción: Crea un plan que incluya iniciativas alineadas a los objetivos con indicadores claros de éxito. Sé minucioso en los detalles a corto plazo, sin perder de vista el plan a mediano y largo plazo.

  5. Ejecuta el plan de acción: Como ya sabes, en ciclos cortos de tiempo.

  6. Mide, ajusta y aprende constantemente: Mide el progreso y el impacto de tus iniciativas, y ajusta recursos y tiempos según sea necesario.

  7. Cultiva una cultura de innovación y cambio: Fomenta una cultura organizacional que valore la innovación, la adaptabilidad y el aprendizaje 

Como ves es un listado de supermercado, el “cómo” depende de cada uno. En base a mi experiencia puedo decir que de todo esto hay 3 cosas claves: el equipo, cómo se definirán y medirán los objetivos y la gestión del cambio.


En el caso del equipo recomiendo que estén representados desde un inicio al menos los siguientes roles (una persona puede tener más de un rol): tecnología, data, personas (gestión del cambio, metodología, incentivos y formación y desarrollo), finanzas (presupuesto) y  estrategia. De seguro mis colegas también han sufrido caídas cuando falta alguno de ellos y se han visto en proyectos que a mediano andar, no tienen factibilidad. Evita eso.


A nivel de objetivos, puedes implementarlos con OKRs o Lean Value Tree (LVT), personalmente, y aunque es menos popular, si se quiere innovar, aplico LVT porque te permite experimentar y ajustar de manera más ágil el presupuesto (Lean Budget).


Finalmente en gestión del cambio, definitivamente ADKAR. Es un modelo muy simple de entender por los colaboradores, fácil de seguir y puedes aplicarlo en distintos grados de complejidad acorde a cada Transformación. Lo importante es no saltarse ningún paso, porque créanme, no funciona.


Conclusión

La Transformación Digital ya no es una opción, sino una necesidad real para medianas empresas que desean innovar, sobrevivir y/o prosperar en el mercado actual. Formar un equipo con roles de diferentes áreas que impulsen la Transformación bajo un objetivo común, es esencial, una persona o un área, sin el compromiso de todos estos roles, tendrá dificultades y caídas en una Transformación Digital. Centrarse en la medición del éxito y la gestión del cambio es indispensable y de igual importancia. Y finalmente, este camino puedes recorrerlo sólo o con apoyo externo, para tomar ésta decisión, cuenta con nosotros.

46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page